); ga('send', 'pageview');

Tres lugares mágicos donde celebrar bodas en invierno

No hay duda de que un paisaje nevado tiene algo especial, romántico, y supongo que tú eres de las nuestras si has llegado a encontrar este artículo. Es por eso que este mes vamos a proponerte unos de nuestros lugares favoritos para celebrar una boda de invierno en toda regla.

Hay un refrán que dice algo así como «novia mojada, novia afortunada» , pero tampoco nos pasemos, que nadie quiere acabar el día de su boda pasada por agua. Así que Si quieres una boda en la estación más fría del año hay que asegurarse de que la localización que escojas tenga un gran espacio interior en primer lugar, donde los invitados puedan sentirse cómodos y calentitos.

El Castillo de Monteviejo

«Os damos la bienvenida a Finca Monteviejo, un lugar lleno de historia, esperando a contar la vuestra»

¿No es una frase preciosa? Cuando me he metido en su página web es lo primero que me ha llamado la atención, y es que cómo uno se define es muy importante. Estas palabras reflejan la pasión que tienen por ver felices a las personas que deciden celebrar con ellos su gran día.

Se encuentra situado a las afueras de Madrid, y no hay duda de que la fachada es de cuento de hadas… Sus jardines de 10.000 m2 ofrecen infinitas posibilidades, te hacen sentir en otro mundo. Pero es en sus salones donde sucede la magia y en ellos confluyen historia, vanguardia y diseño.

Por un lado, la sobriedad y elegancia del salón de las flores, el cual ha sido reformado completamente este año, y donde el evento contará con la comodidad, flexibilidad y belleza que ofrece la nueva decoración y mobiliario, inspirados en los bonitos Chateaux franceses, donde los colores, las texturas y cada detalles nos transportan a los paisajes de la Provenza.

Por otro lado ofrecen la carpa El Sauce, un romántico salón que dejará sin aliento a todos los presentes, donde parece que las sillas del comedor también bailan el vals. Es la mejor opción para las novias más clásicas.

Finca La Alquería

Si quieres una boda de invierno en Madrid, que sea exclusiva, esta finca te encantará. Rodeada de naturaleza, cuenta con una extensión de 23.000m2, contando con pabellones, jardines, parking privado para 500 vehículos, unas fuentes preciosas, ¡ y hasta un arroyo!

Algo que me ha enamorado es que todas sus estancias están orientadas a los jardines, así que a través de sus grandes ventanales podremos disfrutar de ese paisaje invernal que tanto nos gusta y que nos ha llevado hoy a escribir este post.

Fue fundada en 1890 como finca de recreo, y actualmente lleva más de setenta años dedicándose a la celebración de eventos de alto standing.

La gastronomía que ofrecen es mediterránea e internacional, pero además la cocina y pastelería son de elaboración propia para banquetes de hasta 110 invitados

bodas de invierno

Otro punto a tener en cuenta es la casa de la Ermita, que junto a su bodega hacen una combinación perfecta para dar ese toque rústico y acogedor. También podrás proponer el aperitivo en las zonas ajardinadas, siempre y cuando toque día soleado o una noche agradable sin viento.

El Legado

Existe una finca junto a la Sierra de Gredos, en la que la naturaleza, la historia y la paz y armonía que se respiran en ella, crean un espacio muy muy especial. Esta maravilla del siglo XVI, en la que los monjes Jesónimos practicaban labores de esquilo y lavado de lana, mantiene su estructura original, aunque ha sido rehabilitada recientemente.

No podemos dejar de mencionar sus paredes de piedra, las vigas de madera en los techos y ese suelo de roca pulida por el paso de los años, que hacen que el salón se convierta en una nave para viajar en el tiempo. Es sin duda el lugar perfecto para celebrar una boda íntima, y para lucir una capa nupcial, una de las tendencia para el 2020 en vestidos de novia de invierno y muy en sintonía con el entorno que quizás esté nevado para esas fechas. (Si quieres puedes echar un vistazo a nuestro post anterior ¡DESCUBRE LAS MEJORES TENDENCIAS EN VESTIDOS DE NOVIA PARA INVIERNO!

Si vuestra ceremonia es religiosa, os gustará saber que disponen de una capilla, también del siglo XVI, (totalmente reformada). Cuentan con dos salones de capacidad para 300 personas, y como es de esperar con todas las comodidades necesarias para el gran día.

Sus vistas son sencillamente hermosas, así que los invitados, mientras se sientan a tomar algo porque ya no aguantan los pies de tanto bailar, se llenarán de buena vibra y podrán finalizar la noche disfrutando de un cielo estrellado.

Espero que os hayan gustado nuestras recomendaciones, pero sobretodo espero que seaís muy felices y comáis perdices, si no sois veganos, claro…

¡Hasta la próxima publicación! 😀

Prev Next

Leave a comment